Intercambio de casas y apartamentos Nueva York - Estados Unidos

La ciudad de Nueva York es un destino al que millones de personas de todo el mundo sueñan con ir para visitar desde los sitios más turísticos hasta los tesoros escondidos más desconocidos de la ciudad. La jungla de cemento es uno de los 10 destinos más buscados en google y uno de los lugares más recurrentes de los viajeros que hacen intercambios de casas con HomeExchange. Es posiblemente una de las ciudades más caras del mundo, por ello es una buena idea reservar una casa de intercambio para ahorrar en tus gastos de alojamiento y aprovechar la oportunidad de ir de vacaciones a Nueva York de la manera más genuina y auténtica posible, como si fueras un local.
Aunque ver el Empire State, la Estatua de la Libertad, Times Square y Central Park es lo que atrae a la mayoría de visitantes, los restaurante locales, los bares de moda, los interminables museos y su infinidad de calles es lo que sigue atrayendo a los visitantes año tras año.

Se te gusta el arte y la historia encontrarás unos 80 museos repartidos por toda la ciudad, pero el Tenement Museum y el Museum of the City of New York son dos de nuestros preferidos. Si te gustan los espectáculos en directo, a los locales les gusta ir al Public Theatre para disfrutar de los espectáculos off-Broadway que además son más baratos. Si necesitas un poco de aire fresco, la cascada en medio de la jungla de cemento en la calle 51, entre la 2ª y la 3ª avenida puede ofrecerte tu momento de tranquilidad dentro de la multitud. También puedes sentarte tranquilamente a observar la gente pasar en el precioso parque de Washington Square, seguro que te llevas un montón de historias para contar a casa. La mejor manera de visitar Nueva York es a través de sus intrincadas líneas de metro o a pie, especialmente en las partes más altas de Manhattan, donde las calles están numeradas, (¡alerta turista!) puedes olvidarte del mapa y orientarte fácilmente.

Aunque visitar Manhattan suele ser el motivo principal para visitar Nueva York, tu viaje no estará completo si no visitas el otro lado del puente, Brooklyn. Tómate un bagel, date un paseo por Dumbo o Williamsburg y disfruta de la atmósfera peculiar de la ciudad que nunca duerme.