Intercambio de casas y apartamentos Irlanda

La tierra de la Guinness y de los duendes, Irlanda es un país con mucha personalidad y con un gran atractivo que enamorará a todo viajero por sus excursiones y sus praderas verdes.

Si buscas unas vacaciones al aire libre para descubrir paisajes de los que te dejan boquiabierto, Irlanda es perfecto para ti. No te pierdas la Wild Atlantic Way, la famosa carretera que recorre la costa oeste de Irlanda. Playas secretas, acantilados escarpados castigados por el viento y salpicados por las olas, unas vistas que te dejarán sin aliento, entrañables momentos al pasar por los encantadores pueblos de la costa… Unas vacaciones que nunca olvidarás…

Si buscas actividades culturales, Irlanda es ideal para visitar castillos. Puedes visitar, por ejemplo, el castillo de Blarney en el condado de Cork y aprovechar para besar la piedra de la elocuencia. Parar en Dublín es de obligada visita para visitar el Trinity College, la famosa destilería de Jameson para una degustación de whisky o el barrio de Temple Bar en el casco antiguo. Para los que viajan en pareja, con amigos o familia… ¡hay para todos los gustos!

Visitar Irlanda con el intercambio de casas es claramente la mejor manera de sumergirse en su cultura, tradiciones y sus peculiaridades. Gracias a los consejos, propuestas y recomendaciones de tus anfitriones tendrás la posibilidad de vivir el país desde la mirada de un local y llegar mucho más allá de las atracciones turísticas que proponen las guías, descubriendo pequeños tesoros escondidos desconocidos por los turistas. Además, podrás beneficiarte de todas las ventajas de vivir en una casa completamente equipada con todo lo que necesitas para tus hijos y una cocina para alimentarte bien en casa en vez de tener que ir todos los días de restaurantes.