Descubre el concepto Danés Hygge, disfruta de tu casa al máximo y haz que tus invitados también se sientan mucho más felices.

¿Conocéis el concepto Danés “Hygge”? En realidad, no hay traducción directa de este término, cuyo concepto pretende hacernos sentir más felices con cosas cotidianas que nos transmiten tranquilidad, paz y comodidad en cada momento.

Escuchar la lluvia en una tarde de invierno mientras estás cómodo en casa, o la sensación de tocar una taza caliente de café en un día frío… son sensaciones que podrían incluirse dentro de este concepto de felicidad cotidiana y que nos encantaría transmitir a nuestros invitados durante un intercambio de casa.

¿Cómo hacer de tu casa un Hogar Hygge?

Te pasamos algunos trucos que te ayudarán a que disfrutes de una casa acogedora, donde disfrutar de cada detalle y ser más feliz.

1- Más es Menos

La simplicidad es la clave de una decoración Hygge. Una decoración sencilla, con aquellos elementos que más te gustan y te hacen feliz. Olvídate de los ambientes recargados, y de almacenar miles de cosas que nunca usas. Tu mente respirará más tranquila.

2- Utiliza colores suaves en tu decoración

El blanco es el color ideal para crear un ambiente hygge. Pero también el gris claro o el beige pueden sumar y conseguir un ambiente tranquilo y personal.

Decoración hygge

3- Atención a la iluminación

La iluminación tiene preferencia frente a la artificial por lo que en las casas Danesas encontraréis siempre grandes ventanales para dejar pasar la luz lo máximo posible. Ventanas con estores de colores suaves también o traslúcidos (en las casas nórdicas encontraréis ausencias de persianas) pueden ayudar a que la luz natural nos acompañe durante el día (especialmente en invierno).

Por la noche, iluminación suave, con velas, proporcionan un ambiente acogedor y cálido que nos harán sentir muy cómodos y que en muchas ocasiones, las bombillas no consiguen. Haz que la iluminación te haga sentir cómodo.

4- Acompáñate de elementos naturales

Las plantas tienen un lugar importante en tu casa. Si introduces Naturaleza en tu hogar, contribuirá a que tu casa tenga un ambiente más acogedor y confortable. Plantas de verdes diferentes o flores harán que tu sensación de felicidad aumente.

Por otro lado, la madera es también fundamental a la hora de conseguir un ambiente Hygge. Detalles en madera conseguirán una decoración más armoniosa en tu hogar.

5- Tus amigos, los libros

Los libros son grandes contadores de historias. Rodéate de historias, de libros. Con un buen libro en una noche de invierno, o en una tarde de domingo, la felicidad está asegurada. O con una buena estantería de libros o hasta por qué no una habitación biblioteca. Origen sin fin de ratos relajados e interesantes con acceso a mundos diferentes. E incluso…¿qué tal una buena biblioteca de Guías de Viajes o de historias sobre viajes memorables? Los libros son también una gran forma de viajar.

Regálale un libro****a tus invitados o incluso pídeles que te traigan algún libro típico de su ciudad o país. ¿Por qué no? En ellos descubrirás grandes historias.

Decoración hygge

6- Ambiente cálido

En especial en invierno, un ambiente cálido nos proporciona una sensación de relax y confortabilidad inigualable. Por supuesto, en una casa, la posibilidad de disfrutar de una chimenea en invierno, o rodearte de elementos que te proporcionen calor como mantas o bebidas calientes. Quizás puedas dejar a tus partners de intercambio una selección de tus tés preferidos o ese café que te gusta tomar bien caliente a media tarde. A ellos les encantarán esos detalles y le harán sentir como en casa.

7- Tus rincones de relax

Construye tus rincones de relax: un rincón especial para la lectura, para meditar, o poder disfrutar de un buen baño de espuma. Creando rincones de relax, disfrutarás tu casa de forma sosegada y tranquila. Y ofrécelos a tus invitados. Si estás cómoda en un sillón determinado para leer, siempre puedes transmitirle esa sensación a tus partners de intercambio. **Les encantará relajarse en tu hogar tras una jornada de visita por la ciudad. **

Decoración hygge

8- Por último, cada detalle cuenta

Una casa es una casa sencilla, cómoda, en la que se respira tranquilidad, en gran parte proporcionada por esos detalles que personalizan tu hogar. Cojines cómodos en el sofá, algún recuerdo en una estantería, unas velas especiales o tu butaca preferida al lado de la ventana. Tú construyes tu hogar cómodo y feliz. Te aconsejamos también incluir detalles con mensajes de bienvenida. Transmitirán una imagen muy positiva y a tus invitados les darán un agradable recibimiento cuando crucen por primera vez la puerta de tu casa.

**¡Esperamos que estos consejos te ayuden a disfrutar más de tu casa este invierno! Todo sea por disfrutar de un invierno feliz, cómodo, tranquilo y lleno de intercambios en casas bonitas. **