¿Tienes una segunda residencia y quieres disfrutar de vacaciones en cualquier lugar del mundo, sintiéndote como en casa y ahorrando el coste del alojamiento? Mauricio y Sandra llevan quince años viajando así con sus dos hijos gracias al intercambio de casas,  y es una tendencia colaborativa en pleno crecimiento.

Mauricio y Sandra intercambian su segunda residencia en Llívia (Cerdanya, Cataluña) y dicen orgullosos que "ya no conciben viajar de otro modo". Hemos hablado con ellos para que nos cuenten en qué consiste el intercambio de casas y cómo consiguen viajar de forma más auténtica, sostenible y económica gracias a su segunda vivienda.

Busca tu intercambio

Intercambiar tu segunda residencia: "El ahorro en alojamiento multiplica los viajes"

alt Ginebra_intercambio-de-casas_segunda-residencia, title Ginebra_intercambio-de-casas_segunda-residencia

¿Cómo surgió la idea de realizar vacaciones a través de los intercambios de casas?

Nos gusta viajar y también sacar provecho de los espacios. Más de una vez habíamos ido a casa de amigos, compartido piso con otras personas y abierto las puertas de nuestro hogar. Nos pareció una gran idea intercambiar nuestra segunda residencia de forma organizada con HomeExchange.

Habéis realizado 55 intercambios de casa en 15 años. ¿Dónde habéis viajado?

Hemos ido a Estados Unidos, Alemania, Italia, Francia, Holanda, toda la Península Ibérica... Nos ofrecieron un viaje a Bali, que el Covid truncó. ¡Y el próximo año vamos tres semanas a Canadá! ¡Nos encanta intercambiar nuestra segunda casa!

¿Hacéis muchos intercambios de casas al año?

Hacer intercambios de casas es una forma de vida. Nosotros ahora ya siempre viajamos así gracias a nuestra segunda residencia. El ahorro en alojamiento multiplica los viajes. Planificamos las salidas en función de las solicitudes que recibimos, aunque muchas veces buscamos un destino concreto. Normalmente hacemos estancias de dos o tres semanas en Agosto, juntando más de un intercambio de casas. También hacemos escapadas de tres o cuatro días cerca, durante algún puente largo.

¿Cómo es la gente que hace intercambios de casas?

Todos los viajeros tienen un común denominador: dejan sus pertenencias en tus manos; por tanto, son personas muy respetuosas que saben cómo cuidar las cosas: buscan y merecen una reciprocidad. Además, la Cerdanya, en Cataluña, tiene un potencial brutal, con dos temporadas completas: invierno y verano. Siempre gusta y triunfa. Llívia, ¡capital del mundo!

"Con una segunda residencia, la flexibilidad es total"

alt Sevilla_intercambiar-segunda-residencia_coche-de-caballos, title Sevilla_intercambiar-segunda-residencia_coche-de-caballos

En vuestro anuncio de HomeExchange escribís que intercambiais “un ático dúplex tipo cabañita”... No es necesario intercambiar el mismo tipo de casa, ni las mismas habitaciones, pero ¿cómo son las casas donde habéis estado?

Hemos estado en todo tipo de casas, ¡algunas de ellas espectaculares! Pero lo bonito es vivir como un nativo y conocer sus costumbres, mezclarte con sus gentes, comidas… Muchas veces nos hemos hecho cargo de todo tipo de animales de compañía y de los jardines. Todas las personas que nos acogen aman su hogar y su tierra, y se esfuerzan por enseñarte las bondades de la zona. Puedes relacionarte más o menos con ellos en función de la relación y feeling que tengas durante la preparación del viaje. Hay personas maravillosas y me quedo con la palabra "acoger", que en esta comunidad colaborativa es la máxima expresión.

Con una segunda residencia debe ser más sencillo organizar intercambios y acoger a gente en casa porque tenéis un plus de flexibilidad. ¿Es así?

Es evidente que existen grandes diferencias entre una primera o una segunda residencia: nuestra flexibilidad es total. Lo tenemos organizado para que nuestra segunda casa pueda recibir a todo tipo de invitados: ya sea uso propio, intercambio, alquileres o conocidos. Intentamos que, por unos días, sea su casa.

¿Cómo os organizáis para los temas logísticos como el intercambio de llaves, la limpieza, las sábanas o las toallas?

Nuestra segunda vivienda la encuentran siempre abierta, con información de la Cerdanya y algún detallito de bienvenida. A cada persona que recibimos le entregamos, unos días antes, una especie de “manual de instrucciones” en los idiomas más comunes. En cuanto a la logística de sábanas y toallas, depende siempre de sus necesidades: algunos las llevan y otros no. Lo hablamos. Nos encanta hacer escapadas puntuales para dejarlo todo listo, si es posible; aunque contratamos a una persona que nos ayuda en estos asuntos, si es necesario. Para nosotros, acoger a las personas con cariño da años de vida; y ser recibido, años de conocimiento.

¿Qué te ha parecido la experiencia de Mauricio y Sandra?

¿Tienes una segunda residencia y te apetece comenzar a intercambiar casa? Anímate. En HomeExchange puedes añadir tu segunda casa sin ningún tipo de coste extra, y disfrutar así de la flexibilidad y las mayores oportunidades de viajar más que te da tu segunda residencia.

Planifica tu intercambio de casas