Disfrutar de unas vacaciones que queden en la memoria es lo que siempre deseamos para los días de descanso. A veces viajar con toda la familia suele resultar muy caro, máxime si se tiene varios niños. Por eso, si eres de esos aventureros que se cansó de los hoteles o que necesita una alternativa más económica para seguir viajando y ya has buscado “intercambio de casas” o "Home exchange", este artículo es para ti.

Viajar en familia

Esto puede convertirse en un pequeño dolor de cabeza si no se dispone de suficiente tiempo para planificar y comparar cientos de alternativas. Máxime si planeas viajar con niños, que ya de por sí, son inquietos y curiosos por naturaleza, algo que puede traerte problemas a la hora de hospedarte en un hotel convencional con horarios para el uso de piscinas, reglas estrictas sobre el ruido o habitaciones sin distracciones para menores de edad.

¿Estás encontrando maneras novedosas para hacer de tus vacaciones momentos inolvidables sin dejar a los pequeños fuera de juego teniendo que recurrir a los suegros? ¡Entonces sigue leyendo!

viajar-con-niños-2

Una de las soluciones más prácticas es el “intercambio de casa” o “alquiler barato de casas vacacionales” (no hoteles o posadas) ya que te presenta un amplio abanico de posibilidades a la hora de viajar con tus hijos. Por eso te presentamos un top 7 de…

Ventajas del “intercambio de casas” o "Home exchange" si vas de vacaciones con tus hijos

1. Ambiente familiar

Al optar por estas opciones podrás elegir un hogar cuyo ambiente tenga ya características favorables para los niños. Un ejemplo de esto es seleccionar una vivienda que disponga de habitaciones para los niños. Eso te otorgará una tranquilidad en las vacaciones, primero porque no tendrás que acarrear con decenas de juguetes para entretenerles. Y para tus hijos significará encontrarse como en casa con su “propio” cuarto de juguetes. ¡Y aún es mejor! Podrá jugar y expresarse con juguetes diferentes a los suyos. Horas y horas de distracción y de descanso para ti con tan solo vigilarle de vez en cuando.

2. Puedes seguir de cerca la dieta de tus hijos

Supongamos que tu familia lleva un estilo de vida alternativo, siendo vegetarianos, por ejemplo. O celíacos. Siempre será más difícil encontrar comida específica con la que te sientas totalmente cómodo, y sobre todo que sea correcta para tus hijos. Hoy en día es cierto que hay muchos hoteles donde puede conseguir comida especializada, pero muchos otros cuyos menús se quedan cortos, además de representar costos sumamente elevados. El hecho de estar de vacaciones en una casa te permitirá tener a tu completa disposición la cocina con todos sus utensilios, permitiéndote cocinar los platos ideales para ti y para tus hijos.

Otro punto importante es tener en cuenta que, si vas a viajar con niños al extranjero, quizá no tengas problemas en probar exóticos y extravagantes platos, pero para un niño esta experiencia puede ser bastante inquietante y por ende se recomienda cocinarles cosas a las que ya estén previamente habituados.

viajar-con-niños-3

3. Puedes ir de vacaciones en fechas festivas y disfrutar como si estuvieses en casa

Una vez más tocamos el punto de la familia. Si debes viajar con niños en una época tan familiar como la navideña, recomendamos que optes por el intercambio de casas, ya que podrás hacer muchas “acciones” navideñas propias de tu cultura que quizá en un hotel no te sería permitido, como lo es armar el árbol de navidad junto a tus hijos, decorar con guirnaldas, colocar regalos en el salón, hacer una gran cena navideña, entre otros. El hecho de que tus hijos puedan seguir las tradiciones a las que se sienten acostumbrados les puede evitar cierto desorden en su mente y les permitirá asociar la experiencia con algo positivo.

4. Las casas con mascotas son ideales para niños

El intercambio de casas tiene otra característica muy positiva y es que al buscar características del hogar que deseas y al comunicarte con sus anfitriones, puedes llegar a un acuerdo si el dueño de la casa a la que vas a hospedarte tiene mascotas. El dueño puede dejar a su cargo sus mascotas con una lista de sus cuidados. Para tu hijo será maravilloso tener compañía durante sus vacaciones y resultará un entretenimiento más.

Y no solo eso… si te quieres llevar a tu propia mascota, con el sistema de intercambio de casas será mucho más sencillo. Y así tus pequeños no les echarán tanto de menos.  

viajar-con-niños-4

5. El poder de la imaginación

Lo mágico de viajar con niños es que ellos ven el mundo de otra manera, pero también tienen otros ritmos. Quizás tú aguantes un día entero de turismo y caminatas, pero un niño, por norma general, necesita ir a un ritmo más calmado. Por eso, si sientes que queda mucho turismo que hacer y se te acaban los días, seguro que puedes alargar un poco más tu intercambio. Tan solo tienes que hablar con tu anfitrión y definir la duración de intercambio que más te interese en función de su disponibilidad. ¡Imagina lo relajante que sería recorrer la Torre Eiffel por la mañana y en la tarde disfrutar de una tarde en familia resguardados en casa!

6. Enséñale a tu hijo respeto por otras personas

Al permanecer en una casa que no es tuya puedes aprovechar para educar a tu hijo en cuanto al respeto por el espacio ajeno, enseñarle a adaptarse a diferentes circunstancias y sobre todo enseñarle la importancia de cuidar lo que es prestado, disfrutando de cosas compartidas.  

Una idea excelente para enseñar de manera didáctica estas ideas a tus hijos es ayudarlos a escribir una carta de agradecimiento a los dueños del hogar por permitirles hospedarse allí. ¡Nunca es tarde para dar lecciones importantes a los más pequeños!

7. A todos los niños les gusta correr en el patio trasero

Una de las ventajas de esta modalidad de viaje, es que a través de la web puedes elegir hogares con características ideales para tus hijos. ¡Claro, siempre que elijas casa a intercambiar tú pondrás las reglas!

Deja a un lado las aburridas e impersonales habitaciones de hotel y cámbiala por una vivienda acogedora con un patio trasero ideal para que sus hijos jueguen hasta cansarse.  ¿Qué te parece en el verano poder disfrutar de una magnífica barbacoa a la luz de las estrellas después de una tarde de paseo turístico? Estos son los “pequeños lujos” que no tendrías en un alojamiento convencional.

Cuando viajas con niños lo que quieres es pasar buenos ratos jugando, contando coches rojos y descubriendo nubes de formas conocidas. La experiencia de viajar se vive de manera distinta cuando eres un pequeñín. Todo se vive de una manera más amigable, más auténtica. Y precisamente esa es una de las ventajas número 1 del sistema de intercambio de casas. Viajar así es llevarte el calor de tu hogar a cualquier parte del mundo que visites.  

Meta: Top de 7 ventajas que puede ofrecerte el intercambio de casas o el alquiler de casas vacaciones a la hora de viajar con niños.

Palabras claves: viajar con niños, viajar barato, viajar en familia, intercambio de casa, alquiler barato