¿Quiénes son los miembros de HomeExchange?

A primera vista se podría pensar que todas las personas que hacen intercambios de casa se parecen, solo porque tienen en común esta manera de viajar. Sin embargo, esta idea se aleja bastante de la realidad, incluso dentro de la comunidad de HomeExchange.

Descubre HomeExchange

Cuando se piensa en las personas que hacen intercambios de casas en general, se puede llegar a pensar que se trata de un grupo homogéneo, cuyos miembros se parecen entre sí y les mueve la misma motivación.

Sin embargo, la realidad es bien distinta: si bien es cierto que todos tienen algunas características y valores en común, que son esenciales para la práctica de esta forma de viajar (como el placer de compartir y viajar), por lo demás, cada miembro tiene también su propia manera de hacer intercambios de casas y es perfecto así.

Existen 1001 formas de hacer intercambios de casa

En HomeExchange siempre les recordamos a los miembros de la comunidad que existen 1001 maneras de hacer intercambios de casa, al igual que hay 1001 tipos de HomeExchangers distintos.

Empecemos por las razones que llevaron a estas personas a unirse a HomeExchange. Si algunos eligieron el intercambio de casas principalmente por razones económicas (viajar de manera ilimitada por 130 euros al año, convengamos que es un buen negocio) o por razones prácticas (por ejemplo, porque los niños prefieren tener su propia habitación, en una casa real, en lugar de compartir una habitación en un hotel), otros prefieren esta forma de viajar por los encuentros que trae o por la posibilidad que ofrece de vivir los lugares como un local. Pero en la mayoría de los casos, es una mezcla de todo eso al mismo tiempo.

¡Vivan nuestras diferencias!

Además, cada miembro viaja con un "capital de base" diferente: hay quienes intercambian un chalé grande y bonito con piscina y otros que intercambian un estudio pequeño. Unos hacen intercambios en familia, otros viajan solos. Unos viven en la ciudad y otros en el campo. En definitiva, todos son diferentes, comparten los mismos valores, por supuesto, pero todos son diferentes.

Y eso no es todo, ya que los tipos de intercambios que se buscan también varían: algunos tienden a elegir los viajes de larga distancia, de varias semanas y otros, ya sea por razones profesionales o de otro tipo, prefieren hacer escapadas cortas de fin de semana cerca de casa y a veces sólo una o dos noches, por ejemplo. Como decimos, todos son diferentes y es perfecto así.

Siguiendo con el tema de los tipos de intercambio, algunos HomeExchangers apuestan por los intercambios recíprocos, porque consideran que son los únicos intercambios de verdad, con los que se sienten más cómodos, mientras que otros, por razones prácticas, prefieren los intercambios a cambio de GuestPoints. Otros no discriminan los dos tipos de intercambios y los disfrutan por igual. Todos diferentes...

En cuanto a la búsqueda de intercambios, no hay que olvidar que no todos somos iguales: algunos nunca envían solicitudes y se conforman con aceptar o no las que reciben, porque tienen una bonita casa situada en una zona muy solicitada, pero también hay quienes residen en zonas o ciudades menos conocidas o menos populares y se ven obligados a enviar varias propuestas, a veces simultáneamente, para encontrar un intercambio. Luego están los que reciben varias solicitudes al día y que están acostumbrados a contestar con respuestas automáticas. No nos pongamos nerviosos y pensemos en ello: todos somos diferentes, seamos empáticos, pase lo que pase.

Preparar el intercambio: cada cual a su manera

Luego viene la preparación del intercambio: algunos se habrán preocupado, antes del intercambio, de llamarse por Skype o Zoom para conocerse y acordar los detalles del intercambio, mientras que otros se habrán conformado con dos mensajes en el chat de la página web. Todos diferentes...

Luego viene el intercambio propiamente dicho. Algunos dejarán una guía completa de la casa, un bonito regalo de bienvenida o comida casera en la nevera para sus invitados, mientras que otros simplemente dejarán una nota de bienvenida, con (o sin) una botella de vino. Algunos vaciarán un armario entero para hacerle sitio a sus invitados, mientras que otros liberarán una estantería o unas cuantas perchas del armario.

No hay HomeExchangers "buenos" ni "malos”, solo diferentes

¿Hay HomeExchangers mejores que otros? No, el intercambio de casas es sobre todo un intercambio entre personas y quien dice "personas" dice "diversidad": todos somos diferentes. Algunos viajan ligero, otros se llevan la casa a cuestas. Algunos son muy meticulosos con las tareas domésticas, otros tienen criterios menos rigurosos. Todos estos detalles a tener en cuenta en un intercambio de casas son subjetivos y hay que relativizarlos. Por eso, la comunicación es la clave del éxito del intercambio: en primer lugar, muy rápidamente, en las primeras conversaciones, como en la vida, sentimos si hay conexión o no. Por lo tanto, la comunicación previa de los distintos detalles es esencial para evitar sorpresas desagradables y ponerse de acuerdo.

Como ya hemos dicho, hay 1001 maneras de intercambiar casas y 1001 tipos de HomeExchangers y no se trata de un concurso para ver quién es el mejor, sino de que ambas partes sientan el "flechazo". Registrar un intercambio de casas es como encontrar el amor: basta con que algo encaje entre dos personas, a pesar de sus diferencias, para que funcione. Así que respetemos e incluso valoremos nuestras diferencias y... ¡hagamos intercambios!

Busca tu próximo intercambio