Viajar con perros puede ser muy gratificante. Si tienes perro, sabes que se convierte en un miembro más de la familia, y poder disfrutar de él durante tus vacaciones, no tiene precio. Son muchos los HomeExchangers que optan por viajar con su perro, y el intercambio de casas, le facilita mucho las cosas, haciendo que puedan disfrutar de las vacaciones toda la familia al completo (mascota incluida).

Busca tu próximo intercambio de casas

Viajar con perros por toda Francia: la experiencia de Patricia y Joan

Si hay alguien que sabe de viajar con perros son Patricia y Joan, profesores y apasionados viajeros que disfrutan de viajar con Flai, su perro labrador de 1 año y tan viajero como ellos.  ¿Quieres saber cómo disfrutaron los tres de su último intercambio de casa en Anguleme (Francia)?  

Descubriendo la experiencia de viajar con perros: "¡Flai disfrutó muchísimo!"

alt Viajar-con-perros_labrador_charco_HomeExchange, title Viajar-con-perros_labrador_charco_HomeExchange

"Somos de la Costa Brava, para ser más precisos, del corazón de la Costa Brava. Vivimos en Salt, una ciudad de unos 30 mil habitantes a 5 minutos en coche del centro histórico de Girona. Cuando compramos nuestra casa, no hace mucho, lo hicimos justamente pensando que nuestro sueño era llenar nuestra mesa de amigos y viajar, viajar de la forma más humana posible.

Deseábamos huir de las rutas preestablecidas, de los visitas guiadas y de los menús turísticos. Buscamos la paz de descubrir y la felicidad de encontrar. La apacible calma de observar sin prisa y de disfrutar de las cosas simples de la proximidad, de la gente que narra historias y que te recomienda rincones de sus ciudades. Nos apasiona descubrir pero nos enamora aprender.

"Viajar con perros era todo un reto para nosotros"

Este verano deseábamos poder descubrir si podríamos sobrevivir con nuestro rústico francés y también estábamos interesados en compartir nuestras vacaciones con nuestro cachorro de un año, un perro labrador precioso que se hace llamar Flai. Viajar con perros era todo un reto para nosotros, pero estábamos deseando hacerlo y poder compartir con Flai nuestras vacaciones.

Recibimos muchas ofertas, pero también hicimos muchas y cada una de ellas nos traía unos segundos de emoción. Lo mejor de todo es poder soñar con destinos que quizás antes no se nos hubiera ni ocurrido imaginar.

La oferta a la que dimos respuesta positiva fue la de Claudy y Nina, que nos ofrecieron un intercambio de tres semanas en su preciosa casa en Garat, muy cerca de Anguleme (Francia). La aceptamos encantados, no solo porque nos permitía descubrir una región que estaba a pasos del destino que nos habíamos propuesto que era Bordeaux, sino también porque nos permitía salir de esa zona de confort que muchas veces nos limitan los deseos. Aceptamos, pero con la curiosidad como brújula, las ganas de descubrir como motor. No solo fueron unas tres semanas muy intensas de vacaciones, también fueron muy plácidas.

"Viajar con nuestro cachorro nos enseñó que las vacaciones son para pasarlas en familia"

alt viajar-con-mascotas_perro-labrador_intercambio-de-casas, title viajar-con-mascotas_perro-labrador_intercambio-de-casas

Nuestra rutina de viajes se basaba en realizar visitas de proximidad en día alternados: si un día nos escapábamos para ir a conocer La Rochelle a 120kms, al día siguiente visitábamos Rochefoucault a 25 kms. En ese recorrido visitamos ciudades preciosas con muchísimo encanto como Pottiers, Saintes, Perigueaux, Cognac y otras pequeñas como Soyaux muy cerca de Anguleme, una ciudad de la que nos enamoramos.

Nos encantó poder salir muy temprano y volver a casa a almorzar y leer por la tarde. La región, muy bien conectada con ciudades y pueblos encantadores nos regaló esa posibilidad. La experiencia de viajar con nuestra mascota no nos impidió realizar viajes, ni disfrutar de paisajes increíbles como la Duna de Pilat, cerca de Bordeaux, donde Flai disfrutó muchísimo.

Viajar con nuestro cachorro nos enseñó que las vacaciones son para pasarlas en familia, con todos los miembros de nuestra familia y disfrutar de los pequeñas ceremonias de felicidad como fue conocer gente en Anguleme que nos recomendaba lugares especiales para descubrir con nuestro perro y con quienes compartíamos gratas conversaciones.

Esas son las experiencias que queremos vivir en nuestros viajes, las que nos conectan humanamente con personas reales que disfrutan igual que nosotros de pasear y de mirar atardeceres. Ahora a continuar soñando con destinos increíbles.

Descubre la comunidad de HomeExchange