Después de la emoción y la alegría que produce registrar un intercambio, a veces pueden surgir el miedo a lo desconocido y el estrés de los preparativos. Te gustaría que todo esté perfecto, pero no sabes por dónde empezar y tienes muchas preguntas: ¿Cómo preparar la casa? ¿Me la dejarán igual que estaba? ¿Se acordarán de regar las plantas?

No te preocupes, estamos aquí para guiarte y acompañarte en este proceso.

Únete a la comunidad

Preparar una cálida bienvenida

No existe una guía universal que explique los pasos para dar la bienvenida perfecta. Por el contrario, no hay nada mejor que una bienvenida personalizada. Una nota de bienvenida para que los invitados se sientan cómodos, un dibujo de los niños, algo para picar si llegan tarde, una botella de vino para celebrar el comienzo de las vacaciones, algunas especialidades locales para su primer aperitivo...

Hagas lo que hagas, agradecerán mucho cualquier gesto que tengas. Los HomeExchangers son famosos por dar cálidas bienvenidas y por su gran hospitalidad, ambas conforman la belleza de esta comunidad dotada de generosidad.

También puedes dejar un libro de visitas para que tus invitados te escriban unas palabras de despedida o de agradecimiento, será un recuerdo muy bonito.

“Cuando hicimos un intercambio en Cabo San Lucas, México, nuestros anfitriones nos obsequiaron con un chef que vino y nos preparó unos margaritas fríos y guacamole. Fue un detalle muy bonito y amable. Nunca lo olvidaremos.”
Stephanie, 9 intercambios

Para que los invitados se sientan como en casa

Hazles hueco entre tus cosas:

Para que nuestros invitados puedan instalarse cómodamente puedes hacerles un poco de sitio en los armarios dejando libres algunas perchas para que puedan colgar sus cosas.

Recomiéndales direcciones de interés:

No hay nada mejor que una lista de recomendaciones locales para compartir qué se puede hacer en la región y sugerirles buenas ideas y actividades para hacer. Tus restaurantes favoritos, folletos de la región (de los transportes públicos, museos, teatros, cines), no es gran cosa, pero puede ayudar a tus invitados a pasar una estancia inolvidable. A veces, también puedes recomendarles a tus amigos para que los lleven a descubrir los alrededores.

“La mejor experiencia que tuve fue en Australia. Los HomeExchangers les pidieron a sus amigos que vinieran a vernos. No solo estuvieron pendientes de nosotros, sino que nos hicieron un tour, nos orientaron y nos hicimos unos amigos con los que seguimos en contacto :-)
Moreen, 25 intercambios

Prepara los dormitorios:

La mayoría de HomeExchangers prepara las camas y deja toallas limpias para la llegada de los invitados. Sin embargo, no te olvides de dejar claros los detalles con tus invitados antes de que lleguen.

Prepara la cocina:

No es agradable encontrarse comida pasada en la nevera, acuérdate de vaciarla y deja en los armarios alimentos que no se estropean rápido, como café, té, huevos, leche, zumo, pan, harina...

“Siempre dejamos algo práctico, si vienen con niños (leche, pan, galletas) y algo típico de España (vino, jamón, queso) para la familia que se queda en casa. También llevamos algún detalle para dejar en la casa en la que nos alojamos. Nuestros anfitriones nos han dejado bombones, vino y otros souvenirs de su país (un gallo portugués muy chulo, por ejemplo).”
Daniela, 28 intercambios

Vacía los cubos de basura:

siempre es más agradable que los cubos de basura estén vacíos para evitar los malos olores.

Haz sitio en el baño:

lo mejor es que tu cepillo de dientes y tus productos de belleza dejen espacio para que los invitados también puedan dejar sus cosas en el baño sin sentirse incómodos y ¡claro! Puedes dejar el gel de ducha y el champú para evitar que ellos tengan que traer.

Haz un repaso general:

para irte sin estrés, no te olvides de comprobar los detectores de humo, la toma del agua, el gas y...

¡Ya puedes irte con total tranquilidad!

Tu intercambio será una experiencia única. Disfruta de cada momento sin preocuparte, cuando abras la puerta de tu primera casa de intercambio solo podrás pensar en una cosa… ¡seguir abriendo otras!

“Cuando en casa ajena entres cierra los ojos y cierra bien la boca cuando la dejes: no busques defectos en la casa de los demás y si los ves no digas nada.”
Marie Anne, 64 intercambios
Busca un intercambio

En este enlace encontrarás nuestra guía con todo lo que debes saber para ayudarte a preparar tu intercambio.