Estos 15 chicos y chicas llegaron a sus intercambios de casa con gran asombro, en busca de nuevas aventuras. Y nada les decepcionó. Desde cuidar a una mascota hasta bajar corriendo por las montañas, **estos niños nos cuentan lo bien que se lo pasaron durante sus vacaciones con IntercambioCasas.com. **¡Dan ganas de volver a ser niño otra vez!

“Unas vacaciones más divertidas que en un hotel”

diego galan“En mi primer intercambio, yo tenía 8 años. Nos fuimos a Asheville, Carolina del Norte, y cuando llegamos al aeropuerto y vi a la abuela de Alex y Rachel con una pancarta con nuestros nombres escritos, le dije a mi madre que tenía razón, que era verdad que nos esperaban en ese país. Al llegar a aquella casa, tan diferente a la mía, y encontrar las bicis, canoa y una habitación llena de juguetes pensé que esas vacaciones serían más divertidas que las que siempre habíamos tenido en un hotel. Lo mejor de todo, fue cuando me fui a dormir a la cama de Alex, y encontré debajo de la almohada, una carta contándome la forma de llegar a su escondite secreto en la casa. ¡¡Estaba lleno de chuches!!”

Diego, 12, Segovia, España**
**


“Ver cómo viven otros niños”

photo 2 (1)

“Por lo que recuerdo, en mi casa las vacaciones siemprehan sidoen una casa. Siempre tengo ganas dedescubrir la que será mi nueva habitación,nuevosjuguetes,libros nuevos… ¡¡Todo!!Supongoque tenemos mucha suertede tener unos padresque han decididoviajarde esta manera.Además, durantelas vacaciones, me gusta el hecho de que seguimos unpoco elestilo de vidade los otros niños. Esagradable ver quetodos los niñosjuegan conmás o menos losmismos juguetes, tienen los mismoshéroesytienenun lenguaje propio para comunicarse. ¡Espero quetodos los niños del mundo tengan la suerte deviajarde esta forma tanfantástica!”

Ersi, 10, Grecia


“Jugar con los vecinos”

DSC_0370

“Mi intercambio favorito fue en Ámsterdam. La familia de intercambio me regaló un balón. Tenían un jardín grande con una portería. También pude jugar a fútbol con el vecino. Intercambiamos bicis y pude ir en una bici nueva. Eso fue muy guay. La casa estaba cerca de un lago y veíamos los barcos pasar. Dormí en una cama de aire. Ojalá tuviera esa cama en casa. El chico vecino era muy simpático. Me enseñó los mejores sitios para escalar. También hablaba un poco de alemán.”

Matthias, 7, Alemania


“Juegos nuevos y castillos impresionantes”

exchange-ireland

“Hay varias cosas que me gustaron de nuestras vacaciones en esa casa de Orléans, Francia. Había una ventana en la cocina y mamá y yo jugábamos a hacer ver que teníamos un restaurante. También descubrí un juego muy guay. Aunque las instrucciones estaban en francés, mamá, papá, Finn y yo descubrimos cómo se jugaba y pasamos muchas horas en la terraza jugando. ¡Era tan bueno que, para Navidades, Papá Noel nos lo trajo en inglés para seguir jugando! En el jardín, Finn y yo vimos el gran erizo que tenía la familia y le dimos de comer cada día. Fue genial cazar lagartijas en el jardín. Cada día, íbamos en coche a algún lugar misterioso y encontrábamos castilos impresionantes. Uno de ellos tenía unas escaleras muy divertidas, algunos tenían mucho polvo y otros eran muy chulos, como el que tenía un río en la entrada. Pero la mejor excursión misteriosa que hicimos fue el día que mamá y papá nos llevaron a Disneyland París todo un fin de semana. ¡Fue súper divertido!”

Clodagh, 8, Irlanda


“Cuidar los juguetes de unos y otros”

adriana galan“En mi primer intercambio, yo tenía 5 años. Estuvimos en una casa preciosa, cerca de un lago. Yo no conocía a las personas que vivían en esa casa, solo los había visto por el ordenador, y al llegar allí, mi madre me dijo que ellos estaban en la nuestra. Lisa, la mamá, nos dejó preparada una lasaña muy rica para que comiéramos y no estuviéramos cansados, también nos dejaron regalos de bienvenida a mí y a mi hermano. Hablamos con ellos por el ordenador y me dijeron que les gustaba mucho mi casa en España, pero que estuviera tranquila que iban a cuidar mucho de mis muñecos, así que mi madre me dijo, que yo también tenía que cuidar mucho los juguetes de esos niños, y así todos estaríamos muy contentos al volver a nuestra casa.”

Adriana, 8, Segovia, España**
**


“¡Bicis, canoas e incluso osos!”

Vancouver, Colombie Britanique, Canada, 08-2013“Me gustan los intercambios de casa porque descubrimos nuevas ciudades. Vivimos en casas de verdad. Me gusta sobre todo cuando hay niñas de mi edad y así compartimos nuestros juegos. Siempre preparo mi habitación para los niños que van a venir a nuestra casa. En Canadá, fuimos en bici y en canoa. ¡¡Y hasta vimos osos!! ¡¡¡¡Fue muy guay!!!! ¿Cuándo nos volvemos a ir?”

Ludmila, 9, Francia


“Cuidar de mascotas y una Play Station en mi habitación”

valtteri_kala“El intercambio de casas es la mejor manera de viajar. En ese tipo de vacaciones he aprendido cómo vive la gente y que a todos los niños de países distintos nos gustan más o menos las mismas cosas. Tuve la suerte de poder cuidar a las mascotas de nuestras familias de intercambio, como tortugas, gatos, conejillos de indias, peces y cangrejos de río. Mientras tanto, otros niños también cuidan de nuestras gallinas y gallo aquí en Finlandia. En Suiza vivíamos en las montañas e íbamos a caminar con papá. En Alemania, íbamos muchas veces en bici hasta los viñedos cerca de la casa. Fue divertido. En cada casa, he tenido muchísimos juguetes “nuevos” para jugar. ¡En Inglaterra, incluso tenía una Play Station en mi habitación!”

Valtteri, 10, Finlandia


“Una casa más chula que en las fotos”

home-swap-denmark“Hemos hecho 4 intercambios de casa, siempre en verano. Lo que más me gusta es el momento en el que entras por primera vez a la casa en la que estarás unos días, y rápidamente la exploras y vas descubriendo sus secretos. Lo que más me sorprendió fue que la casa era más chula que en las fotos. Me encantó poder utilizar los juguetes de los niños de la casa. También me gusta mucho conocer el pueblo donde estamos, el mercado, la panadería, las cosas buenas que tienen para comer…”

Pau, 12, Barcelona, España


[box color=”blue” align=”center”]Iniciar la prueba gratuita de 14 díasDisfrute de los beneficios de la inscripción completa
[button color=”green” size=”medium” align=”center” link=”https://www.intercambiocasas.com/es/registration/”]Iniciar la prueba[/button]
[/box]


“Jugar a fútbol en el jardín”

freek“He hecho unos ocho intercambios. Me gustó España sobre todo porque teníamos un jardín para jugar a fútbol, y conseguimos camisetas de la selección española. Podíamos ir al mar en bici desde la casa. La casa estaba en un pequeño pueblo y comíamos helados en el bar cuando queríamos. Siempre me han gustado los edificios grandes y antiguos de las ciudades. Suiza también porque subimos a lo alto de una montaña y había un gran lago. Hemos ido a Nueva York, Suiza, Italia, Francia y España. Me gusta compartir los juguetes, porque también tienen nuevos juguetes para que juguemos nosotros”.

Freek, 9, Holanda


“Cuidar los juguetes, helados y visitas al zoo”

DSC04675“Lo que me gusta más son los nuevos juguetes para jugar. Siempre es muy guay entrar en una nueva casa. Me gusta intercambiar nuestras bicis y nuestro coche. A veces también cuidamos de mascotas. Es guay tener una mascota. Aprendí a tener cuidado de los juguetes de los demás porque no quiero que mis juguetes se estropeen. Mi intercambio favorito fue en Canadá, teníamos una casa muy grande y un trampolín. Vimos muchos animales, como marmotas y ardillas. La familia invitada me dio un regalito de bienvenida. Lo mejor es que no tenemos que pagar, y podemos gastar más dinero en otras cosas como por ejemplo en helados y visitas al zoo.”

Elizabeth, 9, Alemania


“Animalitos en la casa”

intercambio“A mí lo que más me gusta de los intercambios de casa es encontrarme animalitos al llegar a la casa, sobre todo si son gatitos. Me gusta ir a otras casas porque los hoteles son aburridos y sólo tienen una habitación, y es súper mega hiper extra diver explorar las casas. También es guay tener vecinos, en Dinamarca había un perrito muy simpático y todos vivían en el mismo espacio, con mucho jardín.”

Irene, 11, Barcelona, España


“Una casa fantástica para las vacaciones”

sebastiano “Mi madre organiza el viaje y yo siempre estoy contento de ir con ella. Nuestro primer intercambio fue en Bretaña. Hicimos el viaje con mi tío y mi primo. La casa era enorme y tenía un jardín muy bonito. Rápidamente entré en la casa, eché un vistazo a todas las habitaciones y elegí la que sería la habitación de mi primo y yo. Era una casa fantástica. Tenía todo lo que uno puede pedir: chimenea, garaje, árboles e incluso un huerto. Me dije a mí mismo: “el creador de ‘HomeExchange.com es un genio”; y es cierto, porque tener una casa de verdad para las vacaciones donde puedas acomodarte es fantástico pero además muy económico.”

Sebastiano, 14, Italia


“Sólo tenía 1 año”

homeswaptoflorida“He hecho 11 intercambios. La casa que me ha gustado más ha sido la del gato John y la piscina. En mi primer intercambio sólo tenía un año y fuimos a Florida. Esta foto es de ese intercambio con mis padres. Me gustan los juguetes de otros niños porque para mí son nuevos. Cuando otros niños utilizan mis juguetes, me gusta compartirlos.”

Alice, 6, Italia


“Vivir en una casa de interés nacional”

home_exchange_kids“En2010, mi padre, mi hermano y yo hicimosun intercambio decasa parael Día del Padre. Fue conuna casa estupendaenBoston. Hemos intercambiadovarias vecesen el pasado,pero éste intercambio fuebastante guay.Lo que lo hizo tan agradablefue queHelenKeller, un personaje históricoaquí en los EstadosUnidos,había vivido allí. En realidad, la casa ha sidodeclarada lugar de interés nacional. Cada uno de nosotrosteníamos nuestropropio dormitorio. Habíauna gransala de teatroen el sótano yunapiscina estupenda conuna bañera de hidromasaje. Tambiénintercambiamoscoches conla gente deBoston. Fue muyguay, y tenían unacamionetaAudi. Fuimos aun partido de béisbol de los Boston Red Sox. Fue muydivertido, me encantaríavolver.Sé que mipapáse mantiene en contactoconlafamilia, ya que a ellos también les encantaChicago. Fue unagran manera para queZachy yo pasáramosel Día del Padreen un lugar precioso.Me encanta intercambiar casas“.

Danielle, 11, Estados Unidos


“Compartir aporta felicidad”

IMG_1369“Me gusta mucho llegar a otra casa y descubrir un montón de nuevos juguetes. Esto es una de las cosas que más me gusta de intercambiar casa porque podré utilizar los juguetes de otros niños, no solo eso también monopatines, bicicletas… Me encanta el momento de entrar en la nueva casa y descubrir todas esas nuevas muñecas, coches, juegos, etc. En mi primer intercambio lloré un poco al ver que otros niños iban a dormir en mi camita y utilizar mis juegos pero ahora lo hago con mucho agrado porque veo que compartir aporta felicidad”.

Shaila, 9, Tarragona, España